Friday, December 2, 2011

¡Ay! Que Alivio

During my first year of college, first semester to be exact, I wrote a paper for my ¨Español 101¨ Class... not my favorite class... but I am very proud of my paper.  I keep a copy of my one page paper with my New Testament, and yesterday it occurred to me to post it here :-) Hey, I only have one copy and if I lose it, I will not be a happy camper.

I apologize ahead of time to any readers who are not fluent in Spanish.  Here it is :

¡Ay! Que Alivio

¿Podria ser? ¿Es posible? ¿Como sabia este hombre lo que estaba pasando?  Hablaba, y cada uno de sus palabras eran contestaciones a mis preguntas.  Era como si alguien estuviera ultrajando mi mente.  Contestaba lo que sentia.  Lo que desde hace mucho tiempo me estaba inquietando.  Se que lo hice.  Todavia me acuerdo cuando lo hice.  De hecho, es algo que nunca podre olvidar.  Yo entendia exactamente lo que estaba haciendo.  Era muy joven, pero yo entendia, hasta te puedo explicar exactamente como fue, aunque, ultimamente, he tenido dudas.  Algo o alguien estaba causando pensamientos de inseguridad.  Sus palabras eran como una espada, apuñalando mi corazon.  Sentia conviccion y a la misma vez, una cotestacion a mi duda.  De repente senti una necesidad, una necesidad de pasar al frente, pero mis pies no se movian.  Senti temor de lo que fuera a pensar la gente.  No me movi, mi cuerpo empezo a temblar y no sabia porque, pero me imaginaba que tenia algo que ver con lo que iba a pasar.  No aguantaba mas, queria estar cien por ciento segura, queria borrar esa duda. Respire profundamente, me pare de mi asiento, baje las escaleras, y me dirigi hacia el frente.  Alli me encontre con una joven de la iglesia, el altar estabe lleno, vi que no era la unica con el deseo de librarme de mis dudas.  Me llevo a un rincon al lado del altar, le explique lo que me estaba pasando, y ella me enseño como podia estar cien por ciento segura.  Alli mismo, cerre mis ojos e incline mi rostro, y oramos juntas.  Inmediatamente senti un alivio, mi carga desaparecio, no quedaba ni una sola duda en mi mente.  ¡Yo sabia! Despues de muchos años de inseguridad, yo estaba segura de mi salvacion.